PETROANALYSIS || ARTICLE

El colapso de la producción venezolana, el factor clave que explica la tendencia alcista del precio del petróleo en 2018

Article by

Petroanalysis Team

La producción petrolera de Venezuela inició el año 2018 en caída libre, perdiendo en lo que va de año cerca de 714.000 b/d, según cifras de fuentes secundarias OPEP. Entretanto, desde mediados de julio de 2017, el precio del petróleo (WTI), inició una senda ascendente, y fue en enero 2018 cuando salió del rango estable de 50 – 60 dólares, donde se mantuvo durante el período 2016 – 2017.

El gráfico tomado de JP Morgan, muestra como el inicio de la marcada tendencia al alza del precio del crudo, coincide con la profundización del descenso de la producción de crudo venezolano. Lo que ha convertido a la crisis venezolana en uno de los mayores riesgos geopolíticos del mercado petrolero.

En la última década, la magnitud de la caída de la producción de crudo venezolano, sólo es superada por las caídas sufridas en Libia por los problemas de seguridad. Pues, no es comparable ni con el actual descenso sostenido en Algeria, la caída en Nigeria debido a la disminución de importaciones por EE UU, ni con el descenso en Irán, tras las recientes sanciones.

En este sentido, debido al colapso de la producción, Venezuela está ayudando a alcanzar los objetivos de la OPEP de reducir el inventario acumulado mundial, equilibrar el mercado y ejercer presión alcista sobre el precio, sobre todo por la certeza de que esa caída en producción es poco probable que se revierta pronto.

Según Platts, las refinerías de la Costa del Golfo de Estados Unidos (USGC) importó de Venezuela aproximadamente 249 Mbd de crudo pesado en los primeros cinco meses de 2018, disminuyendo desde 530 Mbd en el mismo periodo de 2017 y 659 Mbd en 2016. La exportación del crudo canadiense al área de la USGC ha incrementado de 336 Mdb en enero a 530 Mdb en junio, pero la falta de infraestructura para transporte limita la capacidad de Canadá para cubrir la brecha de suministro. Hasta que se construya el oleoducto de Keystone XL, el cual le proporcionará alrededor de 800 Mdb de petróleo canadiense directamente a la USGC.

La realidad del colapso de la producción venezolana, junto a las dificultades para obtener diluyentes y los efectos negativos de las sanciones financieras, hace más probable que haya un incremento en la escasez de petróleo pesado en USGC.

En ese sentido, Reuters informó recientemente que Venezuela no estaba cumpliendo la mayoría de sus compromisos contractuales con sus clientes. Vale destacar que las exportaciones venezolanas bajaron a 765 Mbd en la primera mitad de junio de 1,13 Mbd en mayo. En este sentido, en abril, el compromiso de suministro contractual con clientes estadounidenses fue aproximadamente de 600 Mbd y PDVSA incumplió cerca de la mitad. Los compromisos contractuales con India y China también fueron parcialmente incumplidos y sólo los compromisos con Rusia fueron alcanzados.

Share this article