PETROANALYSIS || ARTICLE

PDVSA: actividades y el declive del ingreso fiscal (1ra entrega).

Published on

February 3, 2019

in

Article by

Hermes Pérez

La presente nota tiene como objeto presentar una radiografía de la información de PDVSA, obtenida de sus balances financieros cuya última publicación contiene datos hasta 2016. Para 2017 y 2018, no hay información oficial, por lo cual nos valdremos de otras fuentes de datos como los obtenidos en los informes mensuales de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en Baker Hughes y en la página del BCV. Muchos de los datos serán estimados, tomando en consideración la tendencia observada en el pasado reciente.

Producción y número de taladros.

El primer elemento que debemos analizar está asociado con la importante caída productiva que ha experimentado PDVSA en años recientes. Desde 2016, la producción se ha desplomado en un 55% (65% desde 2008), equivalente a 1,423 millones de barriles diarios.

De manera similar, el número de taladros activos ha retrocedido 45% desde 2018, lo que es igual a 21 taladros. En este sentido, con las restricciones financieras que viene experimentado PDVSA todo hace indicar que el declive productivo se mantendrá, salvo que las condiciones financieras cambien de forma drástica y pueda recibir alguna inyección financiera y de recursos capacitados.

Ventas, ingresos y beneficios.

En virtud de la estrepitosa del bombeo de crudo y teniendo como base la información de la producción actualizada obtenida del informe mensual de la OPEP, podemos estimar de manera muy certera el volumen exportado y la composición entre crudo y productos.

Con estas cifras podemos prever una caída del valor de las ventas de petróleo crudo y productos, cerca de un 60%. Esto, a pesar de disfrutar de precios más elevados en 2018, comparados con 2017, 2016 y 2015. Con estos valores, PDVSA registraría una pérdida anual por cuarto año consecutivo al excluir los ingresos financieros.

PDVSA dejó de pagar impuestos.

Uno de los elementos más perjudiciales para la Estado fue que PDVSA dejó de cancelar sus obligaciones tributarias. Así, podemos observar que la petrolera nacional dejó de honrar sus compromisos por el orden de 80% desde 2007 y hasta 2016. En este contexto, de pagar un equivalente del 23% del total de sus ventas, se estima que este valor descienda hasta 9% en 2018.

En este orden de ideas, podemos concluir que los datos oficiales de PDVSA reflejan una importante caída productiva en años recientes, equivalente a 1,423 millones de barriles diarios desde 2016. Esto, unido con su pésimo manejo, propició que PDVSA registrara una pérdida anual en los últimos cuatro años. Así, la empresa dejó de honrar sus compromisos tributarios lo que perjudicó al Estado.

 

Share this article