PETROANALYSIS || ARTICLE

Ampliaciones en la Capacidad de Refinación de Crudos en los países del Medio Oriente y de la ex U.R.S.S. en el Periodo 2019-2020

Published on

June 19, 2019

in

Article by

Petroanalysis Team

Por Raquelisa Arellano y Henry Gómez

En el articulo anterior, referido a las ampliaciones en la capacidad de refinación al corto plazo en el mundo, fue descrita y analizada en primer lugar la región Asia-Pacífico, considerando que las nuevas unidades de refinación de dicha región aportan el 55% de los incrementos mundiales, siendo los más significativos los de China.

Avanzando en el análisis, podría resultar sorpresivo que los grandes productores del planeta ubicados en el Medio Oriente, con su cuota de 34% de la producción mundial de petróleo, han realizado grandes inversiones para ampliar su parque refinador, incrementando su procesamiento de crudos y complejidad para el periodo 2019-2020. Es por ello que ocupa el segundo lugar en el crecimiento global, evidenciando su búsqueda de autoabastecer su mercado doméstico, y de aprovechar el potencial en consecuencia del excedente de crudo de la región al cierre del 2018.

A pesar del excedente de crudos a exportación, existen países en el Medio Oriente como Arabia Saudita e Irak, al cierre de 2018, presentan corridas de refinación por debajo del consumo de productos refinados. Mientras que países como Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y nuevamente Arabia Saudita, podrían estar buscando paralelamente incrementar su autonomía y aumentar su participación en el mercado de los productos refinados. Por lo tanto, deciden incluir unidades que le permitan ajustarse a los estándares de especificaciones internacionales para poder exportar los excedentes a los diferentes mercados naturales, buscando aprovechar el incremento que el consumo de energía a nivel mundial sigue presentando (2,9 % al cierre del 2018) el crecimiento más fuerte desde el 2010 en todas las fuentes de energía (BP Statistical Review of World Energy, 2019).

En el periodo 2019-2020 el Medio Oriente aumentará alrededor de 908 MBD su capacidad combinada de destilación de crudos y separación de condensados, ubicándose en 10.690 MBD en el cuarto trimestre de 2020, de acuerdo a S&P Global Platts. El 46 % de este incremento correspondería a Arabia Saudita (ver figura 1), promediando la capacidad de procesamiento de crudos en ese país 3.300 MBD para el último trimestre de 2020.

Esta ampliación sería consecuencia principalmente de la expansión de la refinería Jazan en el Mar Rojo, la cual procesará 400 MBD de crudo (45% del incremento del Medio Oriente en el periodo) Arabian Heavy y Medium para producir GLP, Gasolina, Diesel, azufre, asfalto, benceno y paraxileno. Los suministros de crudo serán realizados a través del terminal marino diseñado también para exportar el excedente de productos al mercado internacional, y el cual estará diseñado con capacidad para el recibimiento de buques VLCC. Esta refinería es la última que inicia operaciones luego del incremento de capacidad de 800 MBD asociado al arranque de Yambu y Jubail.

Otro aporte importante es la refinería Karbala en Iraq que tendrá una capacidad para refinar 140 MBD para producir refinados que se ajustarán a los estándares internacionales, atender el crecimiento de la demanda doméstica y reducir el actual nivel de importaciones.

Figura 1: Distribución por país del Medio Oriente de las ampliaciones en unidades de destilación atmosférica en el periodo 2019-2020 (MBD)

Respecto a conversión media, los países del Medio Oriente en dicho periodo ampliarían su capacidad de hidrocraqueo en 983 MBD representando 28 % del incremento mundial por aumento en la capacidad en Arabia Saudita y Kuwait. El incremento en craqueo catalítico en menor proporción es de 85 MBD, representando el 16% del mundo por aporte únicamente en Irak.
En lo referente a conversión profunda la capacidad de coquificación tendrá una expansión en la región de 37 MBD, representando un 10 % del incremento mundial y para la viscoreducción un 75 MBD, lo cual representa una cuota de 40 % del crecimiento del mundo, una cuota significativa para esta unidad de baja severidad y conversión mucho menor a la de coquificación. Lo anterior ubica en 444 MBD y 547 MBD, respectivamente, de capacidad instalada en los países del Medio Oriente en el cuarto trimestre de 2020.

Esta estrategia de maximizar capacidad de hidrocraqueo muy por encima de conversión profunda, podría ajustarse al perfil de producción regional, donde los incrementos de producción vienen dados en términos de crudos medianos y livianos y a los incrementos en la producción mundial principalmente en términos de crudo liviano. No se evidencian modificaciones en la dieta para la inclusión de crudos más pesados y pareciera buscarse maximizar la producción de destilados y naftas a pesar de los incrementos en destilación con la dieta típica de crudos de la región (74 % de crudos medianos ácidos, 24 % de crudos livianos), para atender los 2.239 MBD de destilados livianos y los 2.272 de destilados pesados que son consumidos por la región de acuerdo al BP Statistical Review of World Energy (2019).

Respecto a las unidades de producción de gasolinas, la capacidad de reformación seria incrementada en 133 MBD por ampliaciones en Arabia Saudita, Irak y Kuwait. Isomerización aumentaría 125 MBD por ampliaciones en Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Kuwait e Irak, representando el 69 % del incremento mundial, buscando atender la demanda doméstica de 1.769 MBD, según BP Statistical Review of World Energy (2019).

Respecto al hidrotratamiento el aumento en la capacidad esperado es de 882 MBD por aportes en Kuwait, Arabia Saudita e Iraq principalmente, ubicándose en 7.147 MBD, un 27 % del incremento mundial. Esta tendencia se visualiza alineada a los cambios de especificación de azufre en el fuel oil OMI 2020, lo que traerá consigo un cambio en la composición de la demanda global, con incrementos en la participación gasoil/diesel y una disminución de la demanda de fuel Oil.

Como se ha mencionado previamente estás inversiones y ampliaciones en el parque refinador del Medio Oriente buscan disminuir la brecha global existente entre la demanda de refinados de la región 9.136 MBD vs una corrida de refinerías de 8.431 MBD, según BP para el 2018, dando también oportunidad de exportación a los países que poseen excedente y que colocan sus volúmenes en el mercado internacional.

Es de destacar el aumento en el Índice de Complejidad de Nelson en dicha región, pasando de 7,47 a 7,93, sin embargo, sigue siendo bastante inferior al cierre mundial 9,25 para el periodo de estudio, pero muestra una significativa ampliación y adición de capacidad de conversión secundaria en las refinerías. Así mismo, dicho incremento en la complejidad de las refinerías permitirá mejorar las economías de dicho parque refinador, proporcionándole más flexibilidad, teniendo en cuenta que en términos generales los márgenes de refinación de las refinerías de configuración semicompleja y compleja o cracking y coking son superiores a los de las refinerías de configuración simple o hydroskimming.

Adicionalmente, en una región con dependencia casi total a los combustibles fósiles para la generación de energía, resulta estratégico esa tendencia al crecimiento de la capacidad de refinación e incremento de su autonomía, especialmente tomando en consideración la alta incidencia de conflictos geopolíticos que presentan.

Por su parte, otra región con excedentes en la producción de crudos y productos de refinación como lo son los países de la ex U.R.S.S. aumentarán en 264 MBD su capacidad combinada de destilación de crudos y separación de condensados, ubicándose en 9.323 MBD en el cuarto trimestre de 2020, de acuerdo a S&P Global Platts. El 87 % de este incremento correspondería a la Federación de Rusia (ver figura 2), promediando la capacidad de procesamiento de crudos en ese país 7.003 MBD para el último trimestre de 2020. Esta ampliación sería consecuencia principalmente de la expansión de la refinería Nizhnekamsk de Tatneftegazen el tercer trimestre de 2019 y de las refinerías Novo-Kuybyshevskiy operada por Rosneft, la refinería Yaisk operada por Neftekhimservis, la refinería Yamalo-Nenets operada por Petroleum Energy y la refinería Yoshkar Ola operada por Mari El Refinery durante el año 2020.

Destaca el aumento en el Índice de Complejidad de Nelson en dicha región, pasando de 8,26 a 8,66 en el periodo de estudio, relacionado a la ampliación y adición de capacidad de conversión secundaria en las refinerías. En este sentido, los países de la ex U.R.S.S. en el periodo de estudio ampliarían su capacidad de hidrocraqueo en 213 MBD representando 22 % del incremento mundial, su capacidad de reformación en 47 MBD, con menores incrementos en craqueo catalítico de 15 MBD, isomerización de 18 MBD y en alquilación de 22 MBD. Esta estrategia de maximizar capacidad de hidrocraqueo y conversión media podría ajustarse al perfil de producción mundial, donde los incrementos de producción vienen dados en términos de crudos livianos, incluyendo los nuevos desarrollos en el Mar Caspio.

La capacidad de coquificación y viscoreducción tendrá una expansión en la región de 100 MBD y 55 MBD, representando un 26 y 30 % del incremento mundial, respectivamente, ubicándose en 508 MBD y 708 MBD de capacidad instalada en los países de la ex U.R.S.S. en el cuarto trimestre de 2020. Con estas ampliaciones se maximizaría la producción de destilados y naftas a partir de la dieta típica de crudos de la región (71 % de crudos medianos ácidos, principalmente Urals, 25 % de crudos livianos dulces, 2 % de crudos medianos dulces, 1 % de crudos pesados ácidos). Asimismo, un incremento en la complejidad de las refinerías de la región permitiría a dicho parque refinador mejorar sus economías, teniendo en cuenta que en términos generales para una misma dieta de segregaciones comerciales los márgenes de refinación de las refinerías de configuración semicompleja y compleja o cracking y cooking son superiores a los de las refinerías de configuración simple o hydroskimming.

Figura 2: Distribución por país de la ex U.R.S.S. de las ampliaciones en unidades de destilación atmosférica en el periodo 2019-2020

Respecto al hidrotratamiento, el aumento en la capacidad sería de 298 MBD, respecto al primer trimestre de 2019, ubicándose en 6.500 MBD. Visualizando hacia el 2020 el cambio de especificación de azufre en el fuel Oil traerá consigo un cambio en la composición de la demanda global, con incrementos en la participación gasoil/diesel y una disminución de la demanda de fuel Oil. En todos los casos, las ampliaciones en las unidades de refinación de los países de la ex U.R.S.S ocurrirían principalmente en Rusia con más del 74 % y en algunos casos el 100 % de dichas ampliaciones.

Entre los aportes más significativos adicionales a los de Rusia, destaca que para el tercer trimestre de 2020 Bielorusia incrementaría en 56 MBD su capacidad de hidrocraqueo en su refinería Mozyr de Slavneft e instalaría su primera unidad de coquificación de 20 MBD en su refinería Novopolotsk de Naftan Refining Company, con lo que a su vez comenzaría a producir 900 TM/día de coque de petróleo. Por su parte Azerbaiyán incrementaría su producción de azufre en 230 TM/día debido a la ampliación en la capacidad de hidrotratamiento de 45 MBD en su refinería Baku de Heydar Aliev Refinery.

Los incrementos en las capacidades de refinación de los países de la ex U.R.S.S. permitirían fortalecer aún más la posición de dicha región como exportadora neta de productos de refinación del petróleo, teniendo en consideración que de acuerdo a BP (2019) la región exportó en 2018 4.064 MBD e importó únicamente 407 MBD promedio de productos refinados, con las consideraciones geopolíticas que ello implica como lo es el incremento de la influencia rusa en el mercado internacional de los productos refinados.

Share this article